viernes, 20 de octubre de 2017

Higiene dental en gatos

La salud dental de las mascotas es muy importante y aunque se toma más en cuenta la salud dental de los perros los gatos también necesitan cuidados en su boca. El 70% de los gatos de más de 3 años muestra signos de enfermedad dental, un porcentaje muy elevado.
El primer síntoma de enfermedad dental es el mal aliento, cuando hay mal aliento ya hay sarro o placa y si no se trata puede acabar en una infección en las encías.
La placa y el sarro
La placa es una película incolora que contiene bacterias, saliva, partículas de comida y otras células. El sarro es de color marrón o amarillo y se forma al calcificarse la placa. Ambas se acumulan a lo largo de la encía pero pueden llegar a cubrir toda la superficie del diente o acumularse bajo las encías.
Cuando se acumula mucha placa dental las bacterias provocan infección en las encías y se produce la gingivitis, si no se trata la placa se endurece y favorece la infección en toda la superficie del diente.
El sarro provoca mal aliento y la gingivitis favorece el dolor y sangrado de las encías, que se retraen y puede llegar a provocar la pérdida de la pieza dental, pero además puede derivar en una infección general, una miocarditis bacteriana, mala digestión u otros e incluso se relaciona con el agravamiento de enfermedades como la diabetes.
Tratamiento
El tratamiento consiste en eliminar la placa dental o el sarro mediante una limpieza dental con ultrasonido y saneamiento del periodonto, si es necesario también se les da antibióticos para controlar la infección y disminuir la gengivitis.
Prevención 
Para limpiar los dientes del gato lo ideal es usar geles antisarro y mal aliento o un spray antisarro 3 en 1, también venden bocaditos de clorofila muy buenos para el aliento y para la placa. También hay dediles antibacterianos que son como un cepillo de dientes para gato pero que elimina las bacterias de una forma mucho más efectiva y menos agresiva.
También debe de morder su pienso, debemos asegurarnos de que de verdad masca el pienso, algunos piensos tienen granos tan pequeños que los comen sin masticar, así que deberemos darle un pienso que tenga que partir con los dientes, así el propio pienso hará fricción contra los dientes y eliminará el sarro.
Los cepillos para gatos deben ser de púas suaves y cortas, se insertan en los dedos y se deben usar dos veces por semana, aunque algunos gatos son muy reacios a dejarse tocar la boca, por ello habrá que enseñarles desde pequeños. Lo ideal sería cepillarle los dientes a diario, pero si compensamos el cepillado con otros productos podemos hacerlo una vez a la semana. No se debe usar nunca pasta para humanos, ya que podemos intoxicar al animal.
También que habrá que acudir al veterinario cada 6 meses durante la época adulta y cada 3 durante la edad anciana para que revisen, entre otras cosas, la salud dental de el animal.
Reacciones:

0 comentarios: