viernes, 22 de mayo de 2009

Cuidados del conejo recién nacido

Alojamiento:
Se puede usar una jaula normal o una casita de madera, aunque las casitas de madera son más usadas cuando el animal vive en el exterior.
El fondo de la jaula o casita debe tener heno o periódico (preferiblemente heno) para que los pequeños gazapos estén cómodos y para que absorba los orines de los pequeños.
Para razas grandes de conejos se necesitan jaulas de 75 x 90 como mínimo, de 60 x 75 en razas medianas y para razas pequeñas o enanas de 40 x 60.
La jaula debe de ser de buena calidad, porque al ser un roedor debe resistir los posibles mordiscos para afilar los dientes que el animal de a los barrotes.
Las jaulas para exterior se adaptan a las bajas temperaturas y deben estar siempre bien ventiladas, ya sea estando en interior o exterior.
En verano la jaula debe estar siempre a la sombra, ya que los roedores, especialmente hamsters y conejos, son animales que no toleran bien las temperaturas extremas.
Asegúrate de que no se puedan salir del recinto cuando cumplan las 2 o 3 semanas cuando se empiecen arrastrar, para que no se hagan daño al salir.
Alimentación:
Si los pequeños lloran significa que hay algún problema. El llanto de un gazapo es similar al maullido de un gato recién nacido. Los conejitos deberán tomar alimento especializado (Leche en polvo para gatos recién nacidos) dos veces al día o en varias tomas pequeñas hasta alcanzar los 5 centímetros cúbicos y los 0.5 de acidophilus (Probiótico que habita en el intestino y es similar a los lactobacilos del yogur) hasta la primera semana, a partir de entonces deberán tomar de 15 a 25 centímetros cúbicos de leche para gatos y 1 de acidophilus, a las 2 semanas tomarán entre 25 y 27 centímetros cúbicos de leche y 1 de acidophilus y a partir de las 3 semanas tomarán 30 centímetros cúbicos de leche y 2 de acidophilus.
A las 4 semanas se empezará a introducir en la alimentación el heno, pasto y agua gradualmente hasta eliminar la leche y el acidophilus.
Cuidados:
Al igual que con los gatitos a los conejos hay que ayudarlos a defecar, para ello masajearemos el ano del animal con un bastoncillo mojado en agua tibia. También debemos usar otro bastoncillo para limpiar su carita y evitar infecciones en los ojos o la nariz.
Reacciones:

0 comentarios: