lunes, 6 de julio de 2009

RV: Alojamiento e Higiene de los Hurónes

 

 

Fuente: "R3 Pets" via R3Team in Google Reader
Expuesto el: lunes, 06 julio, 2009 8:01
Autor: cachorro
Asunto: Alojamiento e Higiene de los Hurónes

 

Normalmente los hurones son mantenidos en pequeñas jaulas y esto no les incomoda mucho desde que tengan diariamente la oportunidad de salir y de jugar algunas horas por día o mismo dar un paseo por el parque. Si el hurón se queda solo en casa, verifique y neutralice todos los potenciales riesgos (enchufes, objetos cortantes, cajones abiertos, objetos importantes…) y pequeños objetos que habitualmente le gustan esconder.

Se suelen utilizar las jaulas de tipo conejera, pero con unas dimensiones mínimas de 50 x 40 x 40 cm. Nuestro amigo es muy limpio y sus necesidades siempre las hará en el mismo rincón, lo que nos facilitará su aseo. Cada semana procederemos a desinfectar la jaula con lejía y detergente pero siempre la enjuagaremos muy bien para no dejar ningún resto y que nuestro invitado se pueda intoxicar. Además para su lecho prepararemos arena para gatos, y retiraremos sus deposiciones todos los días. Podemos utilizar para la jaula un bebedero de los de tipo conejo.

Higiene

Primero tendremos que desparasitarle con el fármaco que estime oportuno el veterinario. Esto lo tendremos que realizar cada tres meses. La vacunación es igual a la de un perro, empezando por la vacuna trivalente (parvovirus, leptospirosis y hepatitis); además cuándo cumpla los ocho meses se le tendrá que administrar la vacuna antirrábica.

Relativamente a la higiene el hurón requiere algún cuidado ya que tiene un olor característico que puede incomodar a las personas. Para ultrapasar a esta cuestión, aunque no sea muy aconsejable, podemos bañar a nuestro hurón una vez al mes sí lo deseamos. Para ello utilizaremos un champú neutro al ser posible de perro que a su vez sea insecticida y desodorante.

Para poder bañar a nuestro amigo tendremos que acostumbrarle al agua desde muy jovencito por lo que es recomendable que una vez cumpla los plazos establecidos de las revacunaciones instemos a nuestro hurón a probar el agua de la ducha. El agua deberá estar a una temperatura de treinta a treinta y cuatro grados. Sí tiembla es más por la impresión que por el frío. Después procederemos a secarle con una toalla. Durante su tratamiento sea siempre delicado pues se trata de un animal muy sensible.


Ver artículo...

Reacciones:

0 comentarios: