viernes, 6 de junio de 2008

Cuidados de un gatito

La alimentación de las crías.
El primer año de vida es esencial en el desarrollo del gatito. Crece rápidamente y por ello debe contar con la alimentación más adecuada.El peso de un gatito normal se triplica durante las tres primeras semanas y a las 20 semanas ha aumentado, respecto al que tenía en el nacimiento, un 2.000%. Por ello necesita una alimentación que le garantice su correcto. Así pues, es muy importante poner una especial atención en la alimentación del gatito.
¿Qué va necesitar?No se trata tanto de aportar cantidad como calidad. Hay que tener en cuenta que un gatito, dado el tamaño de su estómago, ingiere pequeñas cantidades de alimento, pero esas porciones de comida deben contar con los aportes nutricionales necesarios y adecuados para esta etapa de su crecimiento.La mejor forma de cumplir con estos requisitos es proporcionarles la comida que se vende específicamente para gatitos, especialmente formulada para cubrir sus necesidades.
Suplementos.
Si alimentamos a nuestro gatito con una comida especialmente formulada para cubrir sus necesidades, de las que se comercializan en el mercado, no será necesario darle ningún suplemento vitamínico, siempre y cuando no se recomiende en la etiqueta del producto comprado, o lo aconseje el veterinario.
¿Qué contiene la etiqueta?
En la etiqueta deben aparecer especificados los ingredientes del producto, así como un análisis de sus nutrientes. En ella tienen que aparecer los niveles mínimos de grasa y proteína bruta, así como los niveles máximos de fibra bruta y humedad. Asimismo, en la misma se debe aclarar para qué etapa del crecimiento del gatito está recomendado el producto y si aporta la cantidad necesaria de nutrientes, vitaminas y minerales. También debe detallar si se necesitan suplementos extras en la alimentación del animalito, además de la dosis indicada para mantener una correcta alimentación, aunque veamos que esta echa con ceniza y celulosa y si esto nos preocupa, hay distintas marcas y normalmente en unas marcas hay más porcentaje con respecto a la cantidad del envase de estas sustancias y en otras menos.
Cuándo y cuanto debemos darle.
Se debe elegir un lugar adecuado donde poner los recipientes para el agua y la comida y respetar siempre el mismo emplazamiento. Lo más adecuado es optar por un lugar tranquilo y poco transitado de la casa, que le garantice seguridad y facilidad de acceso.La rutina del lugar en el que come también debe trasladarse a su horario. Es importante que el gatito coma siempre a las mismas horas. Durante las primeras semanas de vida, el animalito va a comer tres veces al día. A partir de los seis meses se podrá alimentar dos veces al día, pero, aunque prácticamente haya alcanzado el tamaño adulto, todavía es muy joven, por lo que aún requiere de comida específicamente formulada y equilibrada para esta etapa de su crecimiento.Mantengamos sus recipientes para la comida y el agua limpios. La mayoría de los gatos sólo comen alimento fresco y en buen estado, por lo que rechazan el olor de la comida rancia.A los siete meses ya habrá cambiado todos los dientes de leche por lo que se le podrán ofrecer alimentos secos, que además ayudan a ejercitar los dientes. Si optamos por este tipo de comida debemos aseguraros que bebe una cantidad suficiente de agua.Respecto a las raciones, podemos consultar las latas y bolsas de comida, en ellas aparece la porción de alimento adecuada que debemos ofrecer a nuestro gatito en cada etapa de su crecimiento.Un truco para que además haga ejercicio y no acabe con obesidad (la cual es letal en los animales) es poner la comida y el agua en lugares altos pero al alcance del animal, ya que asi tendrá que hacer el esfuerzo de llegar hasta allí cada vez que quiera comer o beber.
Esto es importante.Cuando el gatito llegue a casa por primera vez una de las primeras medidas para que no se sienta desorientado o inquieto es no cambiarle, en la medida de lo posible, los hábitos alimenticios. Los especialistas recomiendan que durante los primeros 10 días mantengamos la alimentación que recibía el animalito y que, gradualmente, le vayamos introduciendo los cambios en la dieta. Es importante tener presente esta regla cuando el gatito pase a la comida seca. Tengamos en cuenta que los felinos rechazan los sabores nuevos, por lo que la mejor forma para evitar problemas digestivos consiste en ir introduciendo pequeñas porciones de la comida que queremos introducirle, junto con aquella a la que está habituado hasta que su paladar se acostumbre al nuevo alimento, en algunos no hace falta y en otros puede llegar a se casi imposible.
Cosas que no ha de comer.
Huesos porque se pueden astillar en su garganta y perforar las paredes de su estómago e intestinos, mucha leche porque a pesar de lo que se cree, un gatitos destetado no necesita beber leche, siempre que mantenga una alimentación equilibrada. A la mayoría de los gatitos les puede gustar beber un poco, pero algunos son proclives a padecer diarrea si se les da mucha y además es muy dificíl para ellos digerirla, tampoco debemos darle restos de comida, no debemos compartir con ellos restos de nuestra comida por mucha gracia que nos haga, ya que, además de ser perjudicial, les podemos convertir en caprichosos, muchos gatos se acostumbran a esa alimentación, dejan de comer su comida e incluso llegan a robarla mientras comemos y les puede ocasionar obesidad, algunos alimentos, como el chocolate y la cebolla son malos para su salud.

1 comentario:

Kenshincita dijo...

Excelente información de mucha ayuda ;)