viernes, 29 de mayo de 2009

La Piraña como mascota

Características
Hay varias variedades, entre ellas las más comunes son la roja, la negra y la colossoma.
Todas alcanzan grandes dimensiones y es difícil distinguir hembras y machos.
La roja es la más pequeña, alcanza setenta centímetros y el color anaranjado de su abdomen es el que le da ese nombre.
La negra es la favorita de los aficionados a las pirañas. Pueden llegar a 1.20 metros de largo, aunque no es habitual. Son muy longevas y suelen tener un tono gris oscuro o negro.
Las pirañas tienen los ojos saltones y muy mala vista. Lo más agudizado es su olfato, ya que las aguas amazónicas en las que vivirían en la naturaleza impiden la buena visión y es por ello mejor guiarse mediante el olfato.
Lo más habitual es que una piraña de acuario mida entre 30 y 35 centímetros y es mejor comprarlos pequeños.
Son animales sociales así que lo mejor es tener cinco o seis ejemplares juntos, pero no más para evitar agresividad entre ellos.
También hay que tener cuidado porque en momentos de hambre se pueden devorar entre ellas.
Alimentación
Comen principalmente carne, que deberá ser una que puedan desgarrar y masticar para que la dentadura se mantenga en perfecto estado.
También existen pirañas que toman frutas, verduras y plantas.
Debemos evitar meter la mano en el agua porque es muy peligroso, podemos introducir peces vivos en la pecera aunque lo más limpio y cómodo es usar piensos específicos para pirañas.
Hábitat
Al ser peces de agua dulce a veces es difícil encontrar un buen tamaño de pecera.
El acuario deberá ser de mínimo 120 litros y tener una iluminación tenue.
El filtro debe ser capaz de filtrar el doble del volumen de agua del tanque porque las pirañas dejan muchos residuos.
En vez de carbón se debe usar turba para mantener el PH ácido, siendo de entre 6 y 7.5 con una temperatura de entre 22 y 28 grados.
El agua necesitará cierta salinidad (15 gramos de sal marina para acuarios por cada 40 litros de agua) y la dureza debe ser de entre 10 y 15 DGH.
Los materiales que decoren el acuario deben evitar endurecer el agua, siendo lo mejor no modificar en exceso el entorno al tratarse de animales muy tímidos.
Lo mejor es que tengan decoración amazónica con recovecos para esconderse.
Reacciones:

0 comentarios: