jueves, 4 de junio de 2009

El Gusano Lernaea

Características
Se trata de un gusano parásito que entierra su cabeza en el cuerpo del pez, tal como lo haría una garrapata, para quedar incrustado en el.
Es un parásito macroscópico que aparece en especies de agua dulce y en larvas de rana y salamandra. Es común sobre todo en África, Asia, Europa, Israel, Japón, Eurasia y EEUU.
Este parásito se presenta en dos especies, el Lernaea Carassi que afecta a peces de agua fría y el Lernaea Cyprinacea que afecta a los ciprínidos, nándidos y cíclidos.
Aunque no es una enfermedad como tal, sino un parásito si que puede ocasionar problemas serios en los peces a los que infecta. 
El ciclo vital de este parásito depende de la temperatura del agua, en temperaturas inferiores a los 10º puede que no se produzcan parásitos, ya que esa temperatura retarda el metabolismo del parásito haciendo que su ciclo vital llegue a durar más de 100 días. En aguas entre 15 y 21º el ciclo vital puede durar entre 3 y 4 semanas y en temperaturas entre 21 y 27º durará entre 2 y 3 semanas.
Los huevos de este parásito se acumulan en los sustratos y en los equipos de filtrado, al nacer la larva esta nada hasta encontrar un huésped y cuando lo encuentra se anclan a las agallas del pez y entrar en fase estática hasta que maduran.
Tras aparearse el macho deja de parasitar y muere y la hembra se vuelve a anclar al pez, comenzando el ciclo vital de nuevo.
Miden hasta 1cm de longitud y en la parte anterior de su cuerpo tienen 4 ganchos que son los que usan para agarrarse al huésped, en su parte posterior poseen unas estructuras en forma de bolsa donde guardan los huevos.
Síntomas
Cuando los peces son afectados por este parásito comienzan a frotar su cuerpo contra las rocas, las plantas y las decoraciones del acuario, la piel se inflamará y de estas inflamaciones comenzarán a salir hilos alargados y blanquecinos, con frecuencia el punto de partida del parásito no sólo estará inflamado sino que además sangrará.
Sin tratamiento puede convertirse en algo grave e incluso provocar la muerte del animal, ya que produce pérdida de sangre, heridas, pérdida de escamas, úlceras, inflamación y hemorragia, siendo estos síntomas mucho más graves cuánto más pequeño sea el animal infectado.

No hay comentarios: