domingo, 31 de enero de 2010

RV: Perros y gatos amigos

 

 

Fuente: "R3 Pets" via R3Team in Google Reader
Expuesto el: sábado, 23 de enero de 2010 15:41
Autor: MascotasS
Asunto: Perros y gatos amigos

 

No hay una antipatía predispuesta entre los gatos y los perros; simplemente son dos especies muy diferentes que los seres humanos hemos decidido domesticar.

Los gatos y los perros no tienen que haberse criado desde chiquitos juntos para vivir en armonía, pero esta es la manera más fácil.

perrros y gatos 273x300 Perros y gatos amigos

Los gatitos y perritos pequeños naturalmente se llevaran bien por lo general. Cuando son juntados a temprana edad, los perritos tienden a considerar a los gatitos como sus hermanitos de camada, y de esto nace una amistad que dura toda la vida.

Los animales de mas edad son mas difíciles de entrenar, pues pueden haber tenido una historia de interacción con otras especies, pero para nada es imposible que puedan terminar siendo amigos.

Presentando a un gato en un hogar canino

Aquí hay un método para presentar a un gato en una casa donde vive un perro. Involucra varios pasos, y puede requerir de unos pocos días a un mes, así que tienes que ser paciente.

Empieza tratando de que el gato se sienta cómodo en un área pequeña y protegida de la casa, tal como un cuarto chico con una puerta que puedas cerrar. Inicialmente los espacios pequeños y confinados le permiten a un gato el sentirse seguro y el aceptar su medio ambiente mas rápidamente. Mientras esta protegido tras una puerta, el gato puede familiarizarse con los ruidos y olores de la casa. Gradualmente este miedo va pasando.

Una vez que el gato se ha ajustado a esta parte del proceso, es tiempo para el próximo paso. Antes de entrar al cuarto del gatito, frota tus manos sobre tu perro, y luego acaricia al gato con tus manos con el olor a perro. Frota una toalla o alguna ropa sobre el perro, y déjalo en el cuarto de el gato para que el gato pueda familiarizarse con el olor del perro.

Cuando el gato este listo para abandonar el cuarto, él te lo hará saber. Verás sus patitas por debajo de la puerta tratando de salir y va a maullar más. Es cuando esta listo para pasar a un cuarto más grande.

Una vez que el gato este cómodo en su cuarto nuevo y mas grande, lleva al perro con una correa. Tienes que estar muy atento, debido a que el perro es usualmente mas peligroso para el gato, el perro debe ser entrenado para que nunca ladre o ataque al gato. El gato se acercara mas cuando sienta que no hay amenaza.”

Pídale al perro que se sienta mientras ignora al gato.     Nunca dejes a los animales sin supervisión en estas primeras etapas. Necesitaras ser un observador vigilante, observando su comportamiento y lenguaje corporal cuidadosamente. Es común que un gato se asuste durante estas presentaciones iniciales; si esto ocurre, llévate al perro y repite el procedimiento tan frecuentemente como sea necesario para que el gato permanezca calmado cuando esta con el perro.

Presentando a un perro en un hogar gatuno

El introducir a un perro en una casa donde vive un gato es diferente y algunas veces más rápido, pues es más fácil confinar a los perros y estos son menos quisquillosos por naturaleza.

En un principio, mantén al perro en una jaula, pero permite que los animales se vean el uno al otro. No te sorprendas si la reacción inicial del gato es de un gran displacer, En algunos casos, el gato puede evitar pasar por el cuarto donde esta el perro; en otros el gato puede ser agresivo con la jaula donde esta el perro, avanzando hacia el con obvia hostilidad.

Una vez que el gato ha dejado de mostrar hostilidad  puedes empezar a permitir que el perro salga a donde esta en gato para visitas cortas y supervisadas con correa. Asegúrate que el gato tenga donde estar a salvo, como arriba de algún mueble o silla donde el perro no lo pueda alcanzar y el no se sienta amenazado. También asegúrate que no obstruyas la forma de que el gato pueda salir de el cuarto; el gato puede entrar en pánico si ve que no hay manera de escapar del perro.

Un gato que se siente cómodo y dominante en su casa le enseñara al perro a respetar su espacio personal, usualmente con un golpe inicial en la nariz como una advertencia o para mostrarle a tener mejores modales.

Aprende a leer el lenguaje corporal de los animales y su comportamiento. Un golpe con la patita usualmente es solo una advertencia. Cuando un gato levanta las orejas hacia atrás y esponja la cola, es que va a haber pelea. Es tiempo para que te lleves al perro.

Los gatos son más independientes mientras que los perros viven para complacerte. Por lo tanto, es típicamente mas fácil el entrenar a un perro a vivir con un gato que viceversa.

Los gatos y los perros pueden ser tan diferentes como.. como gatos y perros, pero si comparten algo muy significativo: Ambos son especies sociales que ven sus relaciones como jerarquías.

perros gatos 300x225 Perros y gatos amigos

Cuando te embarques en esta aventura valiente y recompensante, tienes que saber que las etapas iniciales puede que no sean fáciles. No dudes en pedir ayuda. Los entrenadores con conocimientos de comportamiento pueden ayudarte a observar los temperamentos de los animales y en modificar sus comportamientos. Con un poco de paciencia amorosa, tienes el poder de crear relaciones fuertes y respetuosas que cruzan las fronteras de las especies y duran por toda una vida.

También puede interesarte...


Ver artículo...

No hay comentarios: