sábado, 6 de febrero de 2010

RV: El Gerbo, mascota de compañia

 

 

Fuente: "R3 Pets" via R3Team in Google Reader
Expuesto el: lunes, 01 de febrero de 2010 2:40
Autor: MascotasS
Asunto: El Gerbo, mascota de compañia

 

Aunque este minúsculo animal es físicamente similar al hámster, con quien guarda un gran parentesco, necesita unos cuidados muy diferentes a los de sus semejantes.

Gerbo 300x277 El Gerbo, mascota de compañia

Las peceras de cristal son los espacios más aptos para nuestro simpático amigo, ya que con una buena dosis de arena y unas dimensiones adecuadas (aproximadamente de 30 x 60 cm.), conseguiremos que se encuentre cómodo y pueda realizar sus propias galerías subterráneas como si estuviera en su hábitat salvaje.

Una alternativa al suelo es la arena para gatos y la viruta de madera; remedios eficaces para la absorción de las heces y la orina.

La compañía es esencial para estos simpáticos roedores, ya que necesitan estar con alguno de sus semejantes y así sentirse acompañados en todo momento. Por ello, hay que tener presente que la pareja es fundamental. Si no deseamos que tengan crías, la mejor opción es que se adquieran dos machos, ya que si juntamos dos hembras en un mismo lugar, presenciaríamos varias disputas entre ellas debido a su gran carácter.

A nuestro amigo le encanta el agua pero no es recomendable utilizar recipientes de plástico, ya que su constante necesidad de roer todo lo que encuentra a su alrededor, le llevará a destrozarlo. La mejor forma de suministrarle la bebida es en un bebedero de botella metálico para ratones.

La comida de este ratón es muy básica ya que se compone de semillas y granos. Procura que esta mezcla contenga semillas de cereales, frutos secos troceados y verduras deshidratadas. Además, su organismo agradecerá que le proporciones vegetales frescos, ricos en humedad y vitaminas para que esté enérgico durante toda la jornada. La fruta y la verdura son los alimentos que mejor colaboran en su digestión.

Una forma eficaz de evitar enfermedades y posibles infecciones es limpiando los bebederos y comederos del animal diariamente y suministrándole siempre agua fresca. Mantener una boca fuerte y cuidada es imprescindible para nuestro animal. Así, un modo adecuado para que su dentadura esté en perfecto estado, es mediante la colocación de un bloque mineral o raíces y ramas secas.

La curiosidad es una actitud predominante en estas criaturas. Todo lo novedoso que vean en tus manos será bien recibido porque, aunque en un futuro decidan no utilizarlo, siempre les encantará inspeccionarlo.

Se manifiestan ansiosos cuando notan tu presencia por la posibilidad de que les ofrezcas alimentos u objetos desconocidos. Debido a esta interesante cualidad, se aconseja cambiarle de juguetes cada cierto tiempo para mantenerlos siempre contentos y distraídos.

Estos animales son muy tranquilos y silenciosos. No suelen emitir ruidos molestos, ya que lo máximo a lo que aspiran es a realizar un agudo sonido parecido al piar de un pájaro, síntoma de que están contentos, entusiasmados y emocionados por el posible apareamiento de su pareja.

Además, los gerbos son unos animales de compañía muy pulcros que solicitan la limpieza de su alojamiento una vez cada tres días, desinfectándola anualmente para evitar posibles peligros. Curiosamente son ellos mismos los que realizan su lecho. Con la ayuda de una tela puesta sobre el suelo de la pecera, ellos mismos adecuarán su lugar de reposo conforme a su gusto y a la temperatura del entorno.

gerbo. 2 jpg 205x300 El Gerbo, mascota de compañia

Su hábitat tiene que ser lo suficientemente amplio como para que puedan realizar ejercicios con una rueda. Un gerbo como mascota es una opción acertada para todo aquel que busque un animal tranquilo, limpio, amigable, gracioso y juguetón.

Con un poco de dedicación conseguirás que este roedor ocupe un gran espacio en tu vida. Gracias a sus múltiples acrobacias tu rutina se llenará de momentos divertidos e inolvidables.

También puede interesarte...


Ver artículo...

Reacciones:

0 comentarios: