martes, 21 de febrero de 2012

San Bernardo


Características
Cabeza maciza, hombros musculosos, dorso y lomo anchos y en disposición horizontal, cola alta. Pelo denso, corto y terso, con un subpelo abundante, adosado y liso. Ligeros faldones en los muslos. El pelo de la cola es más largo y espeso, de color anaranjado, caoba manchado, rojo manchado o blanco con parches de colores por el cuerpo; de un blanco brillante en la cara, blanco en el hocico, cuello, pecho, patas (delanteras sobre todo), pies y extremo final de la cola; negro en su cara y orejas. Los machos deben medir al menos 70 cm, y las hembras 65 cm mínimo pesando más de 50 Kg, llegando incluso a los 90 Kg.
Cuidados
El San Bernardo necesita mucho espacio, ejercicio y copiosas comidas. Requiere también un aseo cuidadoso, con especial detenimiento en la boca y los ojos. Hay que tener en cuenta que es propenso a los problemas circulatorios. Existen líneas con predisposición a la displasia de cadera, al ectropion y al entropion (problemas oculares, estos dos últimos). Por otra parte, se trata de un perro sumamente cómodo de adiestrar y de fácil convivencia. El San Bernardo es un perro que por su propia apariencia se presenta como bonachón y pacífico. Es, en efecto, reflexivo, manso y afectuoso. Muy leal y devoto de sus amos, especialmente los niños, por los que siente adoración. Posee instinto de protección pero en ocasiones puede encontrarse alguno más agresivo. Se adapta fácilmente a las exigencias del entrenador, aunque en ocasiones puede mostrarse algo terco. Ha sido educado para tareas de rescate por su fino olfato que es capaz de detectar a una persona enterrada bajo la nieve.
Uso en la sociedad
Perro de compañía si se dispone del espacio necesario que requiere. Perro de rescate: se ha hecho famoso por esta labor en la nieve, llevando un barril colgando para confortar a las víctimas que encuentra.
Reacciones:

0 comentarios: