viernes, 24 de abril de 2009

Homenaje a Lobi, el perro fiel

Esta historia ocurrió en 1949 en Archidona, Málaga.
Miguel García Muñoz sufrió una enfermedad que lo mantuvo encamado un año, durante ese tiempo su perro, llamado Lobi, le hizo compañia dia tras dia.
Un mal día Miguel García Muñoz murió debido a la enfermedad y Lobi lo acompañó en el cortejo fúnebre hasta el cementerio y asistió al entierro de su amo hasta que el sepulturero le echó del cementerio.
Pero Lobi volvió día tras día a ver a su amo al cementerio. Se cuenta incluso que Lobi había aprendido los horarios del cementerio y que siempre era el primero en llegar al abrir el cementerio y el último en irse al cerrar.
Los primeros días que Lobi vino al cementerio los empleados le echaban pero el siempre volvía y decidieron dejar de insistir hasta que un día en agosto de 1949 Lobi fue atropellado accidentalmente por un coche y murió.
La historia parece una leyenda urbana pero los vecinos de Archidona aseguran que es cierta.
Para homenajear a todos los perros y su felicidad y en especial a Lobi se está preparando una escultura de 62 centímebtros de altura.
La escultura será echa por el artista Francisco Javier Galán, basándose en la raza del podenco andaluz ya que se dice que Lobi era cruce de esta raza. 
La escultura se ubicará en la vía principal del pueblo en Mayo.
Un gran homenaje a los 50 años desde la muerte de es fidelísimo perro y su amor y la de todos nuestros compañeros caninos.

No hay comentarios: