viernes, 24 de abril de 2009

El lenguaje de los conejos.

Como todos los animales los conejos tienen un lenguaje propio, con el que comunican sus deseos o insatisfacciones. Es bueno que el dueño sepa relacionarse con su mascota para que esta se entienda mejor con su entorno.
Olfatear y husmear.
Significa curiosidad ante algo que es nuevo para el animal. Cuánto más rápido sea el movimiento de la nariz mayor es el interés que le despierta ese algo, si por el contrario la nariz casi no se mueve significa que el animal se siente tranquilo ante ese cambio.
Chillidos agudos.
Significa dolor intenso o muerte. Si el conejo está feliz y sano jamás debemos oír ese chillido.
Orinar de forma descontrolada.
Los conejos no castrados orinan para marcar su territorio. Es un goteo de orina continuo, muy pesado para quien debe limpiarlo y muy oloroso. Los machos, además, también pueden llegar a orinar sobre la hembra para indicar que le pertenece.
Excrementos dispersos.
Los conejos tienden a apilar sus deposiciones en un lugar determinado, si no es así entonces el conejo estará marcando el territorio. Esto pasa sobre todo cuando el animal se encuentra en un lugar extraño o si convive con otro conejo.

No hay comentarios: